mié. Ago 12th, 2020

La FIL comparte el premio Princesa de Asturias con el Hay Festival, en categoría comunicación y humanidades.

Ricardo Villanueva, rector de la universidad de Guadalajara, se siente muy contento porque en medio de esta pandemia llegue una gran notica como el premio que se lleva la FIL, lo único malo a todo esto es no poder abrasarse y poder celebrar de manera más personal o con una gran fiesta el logro de un gran equipo que no solo trabaja durante la feria sino que es un arduo trabajo de todo el año.

Raúl Padilla, presidente de la FIL,  manifestó también su agradecimiento al jurado y a todos aquellos que han impulsado el crecimiento de la FIL, adema mencionó que es un honor recibir un premio tan importante por una labor de 34 años consecutivos de hacer un gran trabajo que es un esfuerzo del comité organizador, las editoriales y la frescura que le da un gran grupo de jóvenes que intervienen en esta, además de recordad que la FIL es de todos. Este galardón será una luz en medio de la oscuridad y sabemos que la cultura es un remedio en esta situación para luchar contra la incertidumbre refiriéndose a que solo ampliando la cultura, invirtiendo en ciencia hay más oportunidad no solo de enfrentar la pandemia, también la desigualdad y la injusticia.

Marisol Schulz, directora general de FIL, recalcó la importancia de las demás ferias y festivales que lastimosamente han sufrido algunas cancelaciones o recorte, haciendo énfasis que todos estos contribuyen también de una manera importante para fomentar el acervo cultural.

Además la directora comento que llegar a recibir un premio así es el trabajo de 34 años  y lo construyeron diferentes equipos que hicieron un trabajo impresionante a lo largo de todos estos años de la feria.

Sobre la entrega de  este premio se realizará en España el mes de octubre, donde se realizará un gran evento, al cual asistirán en representación de todos los que hacen y viven la FIL.

Reafirmaron que este año si se realizara la FIL solo están viendo las adecuaciones que se tendrán que realizar por la nueva normalidad, siendo una de las primeras ferias literarias que no se cancelarían por la pandemia, haciendo énfasis en que siempre se han enfrentado obstáculos como crisis económicas y diversos problemas  pero como todos los años se va a superar los obstáculos para poder hacer la feria de calidad.

Entre las posibles adecuaciones tendrá que ser que deje de ser una única sede como todos los años y que se tenga que dividir en diferentes recintos.